sábado, 10, diciembre, 2022
CubaOnLine

Ubicadas en distintos puntos de la isla, las tres bahías bioluminiscentes implican un espectáculo único en el mundo. Todo lo que hay que saber antes de visitarlas. 

CORRESPONSAL EN PUERTO RICO 

Las bahías bioluminiscentes son un espectáculo que no cualquiera puede presenciar en el mundo. Son lugares en los que hay grandes concentraciones de algas microscópicas, que al entrar en movimiento generan bioluminiscencia neón.

En Puerto Rico hay tres de ellas:

1. Mosquito Bay
Es considerada como una de las maravillas más grandes de Puerto Rico. Mosquito Bay fue reconocida en 2006 por los Guinness World Records como la bahía biolumiscente más brillosa del mundo.
Un dato curioso es que la cantidad de microalgas dinoflageladas que existen en sus aguas, se duplicó tras el paso del huracán María.

2. Laguna grande
De las tres “bahías” de Puerto Rico en donde se presenta este fenómeno, Laguna Grande es la que técnicamente no es una bahía. Ubicada en Fajardo, más bien es una laguna. Debido a su proximidad con la capital del país, San Juan, es la más visitada de todas.

3. La Parguera
Se encuentra en el suroriente de Puerto Rico, específicamente en Lajas. Este lugar es el único de las bahías en cuestión, donde las lanchas de motor con turistas sí pueden entrar y salir libremente. De igual manera, hay posibilidad de rentar un bote más pequeño para poder dar paseos nocturnos, en los que puedes ver a plenitud el brillo natural del agua.

Algunas de las recomendaciones generales que las autoridades de turismo de Puerto Rico hacen, antes de una visita a cualquier de las tres lagunas, son reservar el tour a tiempo, así como estar preparados para ir en kayak durante lapsos grandes de tiempo.

Otra cosa importante es que está estrictamente prohibido nadar en dichos cuerpos acuáticos, por los peligros que puede implicar la fauna salvaje que vive en la zona.

Por último, sugieren no llevar cámaras fotográficas profesionales o muy caras, ya que además de exponerlas al agua, el fenómeno de la bioluminiscencia no puede ser apreciado fielmente a través de fotos. Vale más la pena vivir la experiencia con todos los sentidos, sin distracciones.

Un punto importante es siempre elegir turoperadores certificados, para que el viaje sea lo más seguro posible.