martes, 17, mayo, 2022
CubaOnLine

La posibilidad de caminar sobre el mar en un amplio recorrido es un rasgo que caracteriza a las playas de Cayo Santa María. 

CORRESPONSAL EN CUBA

En Cuba es posible vivir la sensación de caminar sobre el mar. Si se viaja por tierra hasta el polo turístico de Cayo Santa María se tendrá la posibilidad de transitar por el mayor pedraplén del mundo, el cual conecta la isla principal del archipiélago con los cayos ubicados al norte.

Este camino permite la comunicación con paradisíacas islas ubicadas en la zona central de Cuba. Las principales son las que reúnen a los viajeros que prefieren los destinos de sol y playa como Las Brujas, Ensenachos y Santa María, así otros islotes y pequeños cayos que destacan por su rica biodiversidad costera.

Esta obra de la ingeniería está diseñada para no afectar la flora y fauna de la zona, y para ello cuenta con un total de 45 puentes en sus 48 kilómetros de longitud. Cuando el mar está tranquilo y sin olas, un hermoso efecto visual hace que el cielo se vea reflejado en la superficie del agua tal como si fuese un espejo, dando la impresión de que desaparece el horizonte.
El entorno del pedraplén está engalanado por una exuberante vegetación y hermosos paisajes. Una vez que hayas llegado a tu destino, gaviotas y flamencos rosados te darán la bienvenida, un clima perfecto casi todos los días del año y resorts equipados para vivir vacaciones inolvidables.