martes, 6, diciembre, 2022
CubaOnLine

Se trata de las Termas de Quicho, un lugar con piletones cuyas aguas alcanzan los 40 grados, que además dispone de propiedades curativas, asadores y proveeduría.

CORRESPONSAL EN CENTRO

Para quienes no lo sabían, Córdoba tiene termas. Se trata de las Termas de Quicho, un lugar a 20 km de Serrezuela, al norte de la provincia. Muy cerca de las Salinas Grandes y rodeados de un pasaje agreste, se encuentran estos piletones naturales con aguas que alcanzan los 40 grados.

El descubrimiento de este lugar fue accidental y data de la época del ’80. Son bastante recientes. Se formó cuando se cavó un pozo para darle agua potable a una escuela de la zona. Si bien ese objetivo no se cumplió, las personas que trabajaban en el lugar, se llevaron la sorpresa de estas aguas cristalinas y mesotermales.

En los últimos años, la zona creció como un destino de paso para muchas personas que tienen casas rodantes o que montan sus carpas. Sin embargo, la infraestructura sigue siendo sencilla: hay piletones, algunos asadores y mesas. También hay una proveeduría que está abierta todo el año.

Análisis físicos y químicos de estas aguas, demuestran que son efectivas para tratar problemas linfáticos, tuberculosis, secuelas de traumatismos y enfermedades dérmicas. Además, por sus altas temperaturas, tienen propiedades sedantes, relajantes y analgésicas.

Para llegar, hay que tomar la RN 38 hasta Serrezuela y, desde allí, tomar la calle Amado Nervo y conducir unos 25 km por un camino de tierra.

Aquellos que deseen pasar el día y utilizar la infraestructura del camping, deberán abonar un pequeño importe por persona.