viernes, 19, agosto, 2022
CubaOnLine

Las sierras cordobesas regalan a quienes las atraviesan paisajes creados por la naturaleza y la mano del hombre.

La escenografía propuesta por las sierras de Córdoba, pone de manifiesto que gran parte de su atractivo es recorrer los caminos que permiten apreciar el paisaje de cerros, ríos y valles de su geografía.

Camino del Cuadrado

Se trata de la única ruta asfaltada que atraviesa el cordón serrano de las Sierras Chicas y las une con el Valle de Punilla. Un trazado en el que predominan las curvas y vistas panorámicas realmente soñadas.

Camino de Ongamira

Este trayecto propone desandar caminos al pie de las Sierras Chicas para atravesar los cerros y llegar al Valle de Punilla. Una ruta que atesora en su tratado miles de años de vida, y regala un paisaje rojizo de arenisca: millones de años de evolución natural que crearon un paisaje que deslumbra a quien se entregue a descubrirlo.

Camino de túneles y volcanes

Esta ruta escénica combina bosques autóctonos y pequeños parajes, conformando uno de los trayectos más imponentes de Córdoba. Se desliza a los pies de los Volcanes de Pocho, para luego aventurarse a atravesar una sucesión de túneles por la intimidad de la montaña, y llegar así a la zona occidental de Córdoba. De las experiencias más deslumbrantes en las Sierras.