domingo, 3, julio, 2022
CubaOnLine

De a poco, el enoturismo en el Jardín de la República, se consolida como una propuesta interesante para disfrutar.

CORRESPONSAL EN EL NORTE ARGENTINO

Con mayor modestia que en Mendoza y Salta, las bodegas tucumanas comienzan a asomar con su oferta de actividades.

La “ruta del vino” en Tucumán tiene unos 100 km de extensión e invita a los turistas a descubrir sus bodegas y viñedos, muchos de ellos con una historia formidable, ya que las primeras plantaciones datan de fines del siglo XVI.

Los viñedos son cultivados orgánicamente, con abonos naturales de guano y orujo. El clima de los Valles Calchaquíes y la gran amplitud térmica son los responsables de los vinos fuertes, con notable aroma y colores bien intensos.

El circuito está unificado por la Ruta Nacional 40 y la provincial 307. A lo largo del recorrido se pueden conocer diferentes bodegas que ofrecen productos artesanales, complementados con la gastronomía local. Tucumán cuenta actualmente con 18 productores, quienes conforman la única Bodega Comunitaria de Sudamérica.