sábado, 21, mayo, 2022
CubaOnLine

Se trata de uno de los lugares favoritos para observar especies típicas de la Patagonia. En la provincia existen siete Clubes de Observadores que organizan salidas de campo, muestras fotográficas y eventos especiales.

CORRESPONSAL EN LA PATAGONIA

Por su localización, Neuquén es uno de los lugares favoritos para observar especies típicas de la Patagonia como el choique, el pato de los torrentes, el pájaro carpintero gigante y el cóndor andino. Además, es la única provincia del país donde aparecen el huet huet castaño y la tenca, endémicos del área natural provincial protegida Lagunas de Epu Lauquen.

En la Isla 132, del Paseo de la Costa de Neuquén capital, es posible observar cerca de 60 especies diferentes, entre las que se destacan las aves acuáticas, pájaros carpinteros, cotorras, jilgueros, halconcito colorado, gavilán mixto y especies migratorias, como tijereta, pico de plata y churrinche. Así, frente al río Limay es posible ver una gran diversidad de aves, tanto de ambientes acuáticos como en la reserva, ambiente de monte, así como las propias urbanas, que acompañan diariamente.

En la provincia existen siete Clubes de Observadores de Aves, que son asociaciones civiles que nuclean a todas las personas amantes de la naturaleza y de las diversas especies de aves. Los COAs organizan salidas de campo, muestras fotográficas, eventos especiales para socializar entre los observadores, capacitaciones, entre otras actividades.

La temporada inicia en octubre, cuando las aves migratorias empiezan a llegar. También se movilizan las locales, en lo que es apareamiento y reproducción. Es una época muy linda para vivenciar el comportamiento de diversas especies autóctonas.

Argentina posee una enorme diversidad de aves, con casi un millar de especies que habitan en todo el territorio. Muchas de ellas sólo se encuentran en este privilegiado lugar del planeta, gracias a la rica geografía nacional, que se traduce en 18 ecorregiones.