domingo, 3, julio, 2022
CubaOnLine

El Desafío Titicaca comenzó ayer. Theo Curin, Malia Metella y Matthieu Witvoet llegaron a Bolivia para una aventura insólita.

CORRESPONSAL EN BOLIVIA

Para nadie es un secreto el Lago Titicaca. Ubicado entre Bolivia y Perú, es considerado como el lago navegable más alto del mundo, y es de por sí un destino turístico natural. Sin embargo, en una aventura inédita, tres deportistas nadarán desde hoy (10 de noviembre) al menos 120 kilómetros desde la localidad de Copacabana en Bolivia hasta las Islas flotantes de Uros en Perú.

El joven deportista nadador paralímpico Théo Curin, quien perdió cuatro miembros como consecuencia de una meningitis fulminante contraída a los seis años, cumplirá el sueño de cruzar nadando el lago más alto del mundo. Al comenzar la pandemia, Théo decidió, en compañía de Malia Metella, campeona de natación y Matthieu Witvoet, eco-aventurero, prepararse para un desafío inédito de ocho días y 122 Kilómetros en el Lago Titicaca.

Los tres nadadores franceses quieren dejar una huella ecológica importante. Llevan comida liofilizada a granel para reducir los residuos. La balsa fue ensamblada a partir de material de recuperación y la embarcación se dejará en el lugar para estudios científicos del lago.

Tras 15 meses de preparación, todo el equipo está listo. El trío tendrá autonomía total a bordo de una balsa de ocho metros para comer y dormir. La dificultad es que la balsa pesa 500 kilos y será arrastrada por lo nadadores a 3 800 metros de altitud y en agua a temperatura de 10 grados.