lunes, 6, diciembre, 2021
CubaOnLine

Para nadie es un secreto la riqueza y diversidad las comidas de Bolivia. Sin embargo, las flores tienen un papel poco reconocido pero tradicional en algunos platillos y bebidas.

MENSAJERO PLUS EN BOLIVIA

Además de la medicina tradicional, las flores forman parte de la cocina popular boliviana en recetas variadas de antaño y que, actualmente, son poco conocidas en las ciudades capitales. Bolivia ofrece platillos e infusiones de flores comestibles. Entre las más representativas están las flores de Chillijchi, el Diente de León y las flores de zapallo (un tipo de calabaza).

Flores de Chillijchi: Son las flores de árboles milenarios llamados Chillijchis y que forman parte de algunos platos tradicionales, propios de la identidad culinaria Cochabambina; entre ellas el Uchuku (elaborado con base en tres carnes y una fritura rebosada de la flor de chilijchi). Las flores de Chillijchi pueden estar deshidratadas o frescas, se las lava bien y las introduce a una mezcla espesa de huevos y harina. Ese preparado se fríe de a poco en aceite caliente.

Diente de León: La medicina tradicional ha utilizado el diente de león en el tratamiento de diversas condiciones físicas, afecciones y enfermedades. La manera más común de tomar el diente de león es en infusión, hirviendo las flores, hojas y la raíz de la planta.

Flor de calabacín: no sólo es colorida y bonita, es también un manjar delicado y delicioso. Una de las recetas tradicionales que se elaboran con ella es una fritura después de rebozarlas con una masa ligera y huevo.