jueves, 21, octubre, 2021
CubaOnLine

El hotel ubicado en el sureste de la Florida es un resort ideal para familias que buscan disfrutar de unas vacaciones all inclusive al mejor estilo europeo.

Con una ubicación estratégica a dos horas del norte de Miami y con un aeropuerto próximo como el West Palm, Club Med SandPiper Bay sigue firme su camino para posicionarse como una de las mejores opciones para descansar y disfrutar de un all inclusive con una amplia gama de amenidades.

El complejo ubicado en Port St. Lucie, al sureste de la Florida estadounidense, está ambientado al mejor estilo europeo y se destaca, entre otras virtudes, por ser una propiedad ideal para viajes familiares.

Rodeado de palmeras y plantas buganvillas, el ambiente suele ser muy distendido para descansar, además de motivar a los huéspedes a practicar deportes.

Es importante remarcar que Port St. Lucie se encuentra en la costa atlántica, pero en realidad el resort no está ubicado frente al mar, ya que limita a lo largo del St. Lucie River, un espacio ideal para realizar actividades acuáticas sin corrientes marinas.

Una playa de arena y cuatro piscinas seducen a los visitantes para disfrutar de una estadía que promete ser inolvidable. Incluso, los propios clientes suelen concurrir a los bares y restaurantes internos para despejar la mente y enriquecer el paladar en un contexto de protocolos estrictos.

En relación a las habitaciones, vale aclarar que hay distintas categorías, como Superior, Deluxe y la suite familiar Deluxe, la más solicitada, que dispone de un cuarto que separa el espacio propio en el que duermen los más chicos.

La higiene tomó un gran protagonismo en 2020, y en ese sentido, Club Med SandPiper Bay dispone de un servicio de lavado de ropa, sin dejar de lado la posibilidad de repartir máscaras y guantes entre todos los huéspedes.

Una atracción para deportistas
Los ejercicios y las actividades al aire libre son la esencia y el valor distintivo de Club Med, ya que permite la combinación del aprendizaje de nuevas destrezas y la adrenalina que sienten las personas por cada disciplina en particular. Por ejemplo, la propiedad cuenta con 20 superficies ideales para jugar al tenis (seis de polvo de ladrillo y 14 de cemento), ocho recintos de beach voley, canchas de fútbol 5 y un microestadio de básquet.

Por otra parte, un imponente campo de golf de 18 hoyos y una espectacular cancha de fútbol en la que Orlando City realiza las habituales pretemporadas invitan a los huéspedes a competir y a divertirse en un entorno más que amigable. De hecho, las canchas de tenis y la sala de fitness con entrenadores de gran jerarquía permiten que los alumnos puedan potenciar sus habilidades, como por ejemplo el perfeccionamiento en un saque, la mejora del swing en el golf o la resistencia en el gimnasio.

Club Med SandPiper Bay también otorga la posibilidad de que su personal totalmente capacitado pueda quedar a cargo de los niños, precisamente para que los adultos tengan la chance de estar más enfocados en sus actividades. Por ejemplo, Club Med Baby & Petit Club se encarga de los más pequeños (4 meses hasta 3 años); mientras que Kids Club recibe a chicos de 4 a 17 años, quienes enloquecen con la piscina, los juegos infantiles, el mini golf y la escuela de circo.

La desconexión y la relajación son de suma importancia para el personal de Club Med, y en ese aspecto, la mirada se detiene en reencontrarse con uno mismo. Clases de yoga, una sesión de masajes o una ducha en el sauna permiten recargar las energías y recuperar la armonía que se extravía en tiempos de tanta rutina.

Más allá de todas las opciones destacadas, el Club Med SandPiper Bay tiene tres experiencias diferenciales que son muy requeridas por sus clientes:
• La explicación de los Everglades, para descubrir la belleza de los manglares a bordo de un hidrodeslizador.
• Una sesión de yoga al amanecer en la piscina zen del hotel.
• El entrenamiento como un atleta de alta competencia.

La salud, un eje fundamental
El programa Safe Together by Club Med (Seguro Juntos) consiste en la prevención y el cuidado de los huéspedes y el personal, y mediante un protocolo sanitario apareció la oportunidad de trabajar junto a agencias gubernamentales, asesores y un comité de médicos y profesionales dentro de la comunidad científica.

El objetivo es implementar las medidas necesarias con los más altos estándares de higiene y seguridad precisamente para evitar la propagación del coronavirus.

Acorde a las recomendaciones presentes, los resorts trabajan al 65% de la capacidad total, los empleados utilizan guantes y barbijos descartables en todo momento, se toma la temperatura de huéspedes y empleados y los espacios están delimitados por marcas en el piso para ampliar el distanciamiento social.

Los restaurantes y los bares tienen capacidad reducida, los horarios de comida se ampliaron, los comedores al aire libre se expandieron, y el alcohol en gel se transformó en el fiel compañero de cada visitante.

El buffet cuenta con asistencia, ya que el comensal elige su comida pero el personal es el encargado de entregar la comida, con platos ya preparados para evitar la manipulación de los alimentos.

En conclusión, Club Med SandPiper Bay cuenta con un gran catálogo de experiencias para que los visitantes puedan disfrutar de una estadía única e inolvidable, y con todos sus atractivos, convierten a las vacaciones en un verdadero sueño hecho realidad.