jueves, 29, julio, 2021
CubaOnLine

La serie televisiva The Mandalorian recuperó la magia de la saga original de Star Wars y sumó millones de fans a nivel mundial que sueñan conocer cada uno de los destinos que forman parte de los capítulos emitidos por Disney+.

George Lucas, cineasta, filántropo, empresario y creador de la productora estadounidense Lucasfilm Ltd, nunca imaginó que Star Wars finalmente iba a alcanzar el éxito que enteras. Sin dudas, la saga de películas se posicionó como una de las producciones que más contribuyó con el turismo cinematográfico, que se basa en visitar diferentes lugares y regiones en donde se han filmado distintas escenas de un rodaje en particular. Enamorado de sus impresionantes desiertos, pero sobre todo de los restos de una cultura un tanto troglodita, Lucas y su equipo quedaron fascinados con cada una de las llanuras, cavernas, los edificios excavados en la roca y los atardeceres de ensueño. Y así, “hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…”, con apenas algunos toques mínimos de la región, Tataouine, una ciudad ubicada en el sur de Túnez, se convertiría en Tatooine, lugar en
el que habitan varias especies de esclavos galácticos y en el que nacieron Anakin y Luke Skywalker, dos de los protagonistas más emblemáticos de toda la saga, quienes se criaron en un planeta desértico no cultivable, bajo dos soles, en un paisaje repleto de calor, arena y polvo.

La trama
Con el desarrollo de la plataforma Disney+ y su lanzamiento oficial en Argentina el 17 de noviembre de 2020, los fieles seguidores de los caballeros jedi y los lores sith tuvieron la posibilidad de viajar hacia otros universos gracias a la serie televisiva The Mandalorian, sin tener que salir necesariamente de sus casas en un año tan particular por el coronavirus. Las primeras películas de Star Wars fueron Episodio IV: una nueva esperanza, Episodio V: el imperio contraataca y Episodio VI: el regreso del Jedi transcurren a finales de la década del ‘70 y principios de los ‘80. Posteriormente, a principios del siglo XXI se llevaron a cabo los estrenos de Episodio I: la amenaza fantasma, Episodio II: el ataque de los clones y Episodio III: la venganza de los sith. Finalmente, en 2015, llegó el turno de Episodio VII: el despertar de la Fuerza, y luego continuaron Episodio VIII: los últimos Jedi y Episodio IX: el ascenso de Skywalker. En paralelo, también formaron parte de la saga los spin-off como Rogue One y Han Solo.


The Mandalorian, una ficción creada y guionada por Jon Favreau, se ubica temporalmente luego de la caída del Imperio Galáctico, cinco años después de los eventos narrados en El Retorno del Jedi y antes de la instauración de la Nueva República. La historia narra las aventuras de Din Dajarin, más conocido como Mando, el personaje que interpretó el actor chileno Pedro Pascal. En la primera temporada, un misterioso cliente lo contrata para que busque un “objetivo”.

Cuando finalmente lo encuentra, se percata de que es un niño de 50 años de edad, muy pequeño, tierno, de color verde y con una dulzura increíble que logró cautivar al guerrero mandaloriano para que finalmente lo adopte como hijo adoptivo. La criatura en cuestión es nada más y nada menos que El Niño, a quien el público en general bautizó como Baby Yoda. Su verdadero nombre es Grogu, y nada tiene que ver con el viejo maestro de Luke Skywalker, ya que solamente comparten la misma raza y la sensibilidad por la Fuerza. Incluso, fue tal el éxito y el impacto que generaron en los fanáticos de Star Wars que Disney recurrió a distintos objetos de merchandising para que niños, jóvenes y adultos puedan guardar por siempre algo relacionado del personaje ficticio, y más en tiempos de pandemia.

Arena intergaláctica
“Si hay un centro brillante en el universo, estás en el planeta del que está más lejos”. Así es como Luke Skywalker describe su planeta natal de Tatooine en Episodio IV: Una nueva esperanza. A primera vista, esta descripción corresponde al paisaje desolado del verdadero Tataouine ubicado en Túnez, el país que más veces se muestra a lo largo de la saga, ya que aparece en cinco películas y en la primera temporada de The Mandalorian. En definitiva, George Lucas se inspiró en sus culturas y en su estética para crear gran parte del mundo imaginario de la primera y segunda trilogía.


Algunos de los puntos turísticos que más de una vez fueron solicitados por los viajeros son el desierto de Tozeur, el paraje conocido como Ong Djemel y la granja de los Lars en Matmata, donde vivieron los tíos adoptivos de Luke, que actualmente funciona como el Hotel Sidi Driss, con 20 habitaciones básicas y un restaurante en el que se pueden contemplar varios accesorios y elementos de utilería rescatados de la decoración de cada una de las películas. A su vez, otro sitio de referencia es el puerto espacial Mos Espa, donde vivía Anakin Skywalker, un niño que tenía una vida llena de frustraciones en el desierto y que en simultáneo fue “el elegido” por el maestro jedi Qui-Gon Jinn para darle equilibrio a la Fuerza.

Años más tarde, el joven finalmente se convirtió en el padawan de Obi Wan Kenobi, ya que su objetivo era convertirse en jedi. Sin embargo, con el paso del tiempo, su amor por Padme Amidala, y los sentimientos de ira, miedo y odio que le hiz despertar el canciller Sheev Palpatine devenido en Darth Sidious hicieron que finalmente se atreva a enfrentar a su antiguo maestro en una batalla épica de sables de luz en Mustafar. Confundido, enojado y ya convertido en un auténtico caballero sith, Anakin finalmente fue derrotado por Obi Wan y resultó gravemente herido. El desenlace fue determinante: para salvar su integridad física debió usar una armadura cibernética por el resto de su vida y así “renacer” bajo la transformación del malvado, temido y ultra poderoso Darth Vader.

Varias décadas después, su hijo Luke, caracterizado por Mark Hamill, conoció en Mos Espa al contrabandista Han Solo, el recordado personaje que interpretó Harrison Ford, con quien se embarcó en miles de aventuras junto a la Princesa Leia Organa, personificada por Carrie Fisher, Chewbacca y los droides R2 D2 y C3PO.

El despertar de la Fuerza
La economía de Túnez se ha basado durante mucho tiempo en el turismo, que representa el 8% del PBI del país. Sin embargo, el sector fue golpeado rotundamente en 2015, cuando hombres armados afiliados a Al Qaeda asaltaron un museo en la capital tunecina y un balneario en la ciudad costera de Susa. Los ataques terroristas afectaron la actividad del territorio africano, además de escuchar las recomendaciones de distintos gobiernos europeos que en ese entonces le pedían a sus pueblos que no viajaran al país de referencia para evitar cualquier conflicto.

El resultado era de esperarse: la actividad cayó considerablemente, aunque a partir de 2018 se vieron mejoras, para finalmente alcanzar alrededor de ocho millones de llegadas por año, un promedio que se mantiene hasta ahora.


Los miles de fanáticos de Star Wars que lo visitan cada temporada se despiden con un rico aprendizaje de cómo la cultura y los paisajes del país dieron forma a la estética icónica del fenómeno de la ciencia ficción. A su vez, es tan rotundo el impacto en los club de fans de saga que establecieron vínculos de camaradería con la Oficina Nacional de Turismo de Túnez, con la que han organizado distintos eventos oficiales, como por ejemplo el Encuentro Internacional de fans de La guerra de las galaxias. Justamente, la intención de las autoridades es evitar que el set de filmación quede en el olvido, precisamente para tratar de convertir a la región en un imán turístico, con una tienda de souvenirs, un museo y una serie de proyecciones de las películas emblemáticas, entre otros atractivos.

Dos regresos esperados
Ewan McGregor volverá a interpretar a Obi-Wan Kenobi en una nueva serie de Disney+ que llevará su nombre, y estará acompañado nada más y nada menos que por Hayden Christensen, el actor que le dio vida a Anakin Skywalker antes de pasarse al Lado Oscuro como Darth Vader. El anuncio se llevó a cabo en el Disney Investor Day 2020, en el que Lucasfilm y Disney presentaron el logo de la serie a través de un pequeño videoclip.

El regreso del viejo maestro del propio Anakin y Luke Skywalker había sido planeado inicialmente como una película de la línea “Una historia de Star Wars”, pero finalmente los directores descartaron esa idea. Al parecer, la serie tendrá lugar diez años después de los acontecimientos del Episodio III, con un Darth Vader más experimentado y tal vez más poderoso respecto a la escena final de la película Rogue One.

En relación al caballero jedi, al parecer la tira contará cómo vivía Obi-Wan en Tatooine mientras vigilaba en secreto el crecimiento de Luke durante sus primeros años de vida. De todas formas, algunas versiones indican que ciertas tensiones entre los granjeros locales y la tribu de los Tusken (también conocidos como Moradores de las Arenas) liderada por un jefe guerrero despiadado, provocarán que el caballero jedi deje de lado su vida ermitaña para desplegar todos sus conocimientos de la Fuerza.