jueves, 6, agosto, 2020

Las historias transcurridas en California, Los Ángeles y Monterrey permitieron que el héroe enmascarado se convierta en una leyenda inmortal que siempre estará vigente de generación en generación.

En noviembre del año pasado, los fanáticos de El Zorro revolucionaron las redes sociales y no precisamente por los sentimientos de alegría, felicidad y esperanza que solía despertar don Diego De La Vega, el protagonista de esta gran historia que interpretaba el actor estadounidense Armando Joseph Catalano, conocido artísticamente como Guy Williams.

Después de 16 años ininterrumpidos al aire, Canal Trece había confirmado el levantamiento de la serie de su programación, a pesar de que los números del rating siempre la acompañaron. Seis meses después, las autoridades de la señal televisiva dieron marcha atrás en su decisión y volvieron a emitir El Zorro el sábado 30 de mayo, justamente para que los seguidores puedan volver a disfrutar del héroe enmascarado en los mediodías del fin de semana.

Las aventuras del justiciero enmascarado
La serie transcurre en distintas ciudades de California, entre las que resaltan Los Ángeles y Monterrey como las más importantes. De todas formas, no hay que dejar de lado a otras que también se mencionan a lo largo de la historia como San Diego, Santa Bárbara y San Juan de Capistrano.
Los Ángeles contaba con un cuartel de lanceros, varias iglesias, estancias lujosas, herrerías y una taberna. La hacienda más importante de California era la de la familia De La Vega. Tenía una amplia sala de estar, una biblioteca, un establo para dejar los caballos y un segundo piso en el que estaban las habitaciones, entre otras comodidades. Detrás del mueble del comedor se encontraba uno de los pasajes que conducía a la cueva del Zorro, mientras que las otras entradas estaban detrás de una estantería en la biblioteca y en la habitación de don Diego.

Uno de los principales atractivos de Los Ángeles era el vino, la bebida que tanto enloquecía al Sargento García. El secreto estaba en la uva proveniente de la Misión San Juan de Capistrano que despertaba el interés de cada forastero que visitaba la ciudad. La antigua iglesia fue fundada en 1776 por el fray Junipero Serra  y actualmente se desempeña como centro turístico, luego de ser nombrada como Hito Histórico Nacional de Estados Unidos. Tal como muestra la serie en más de un capítulo, era uno de los lugares que visitaban tanto Diego De La Vega como El Zorro.

Más allá del vínculo que tenían Guy Williams y Argentina, la ciudad californiana tiene una relación estrecha con nuestro país gracias a las golondrinas que despiertan la alegría de sus habitantes y de miles de turistas. Cada 23 de octubre (día de San Juan de Capistrano), las aves hacen un viaje migratorio hacia el hemisferio sur en busca de zonas más cálidas, ya que para esa fecha se empiezan a sentir los primeros fríos en el hemisferio norte. Luego de 30 días de vuelo, llegan puntualmente a Goya (Corrientes) el 24 de noviembre y hacen su descenso en la plaza San Martín, donde anidan hasta su regreso a California. En algunas culturas se dice que ver la primera golondrina de la primavera es una buena señal, ya que para muchos es augurio de riquezas y abundancia.
En su corcel, cuando sale la luna…
La Posada del Hidalgo es un museo colonial ubicado en El Fuerte (Sinaloa). El establecimiento funciona actualmente como un hotel cinco estrellas y, entre sus amenidades, otorga la posibilidad de hospedarse en la habitación número 46, en la que dicen que habría nacido don Diego De La Vega.

Este imponente lugar tuvo una historia bastante compleja, ya que desde sus inicios fue atacado e incendiado por los tehuecos. A raíz de estos conflictos se tuvo que edificar un fuerte, precisamente para proteger a los soldados colonizadores.
De acuerdo a los relatos de varios empleados de esta propiedad, los viajeros tendrán la posibilidad de escuchar historias relacionadas al héroe enmascarado, y por las noches podrán oír ruidos de cadenas, latigazos, el rechinar de Tornado (el famoso caballo negro del espadachín) y las espuelas pertenecientes al Zorro. Sin dudas, se puede experimentar un momento sin igual.

La propiedad fue construida por los conquistadores españoles entre los siglos XVII y XVIII y se edificó justo debajo de la antigua fortaleza en la colina de Carapoa. En algún momento fue utilizada para encarcelar a los bandidos y enemigos de la corona española y, un tiempo después, se transformó en residencia.
El hotel consta de cinco espacios unidos entre sí que transportan a sus visitantes a través de 100 años de historia, cada uno con sus propios patios, con jardines de estilo colonial en el que se ubican las habitaciones. Asimismo, cuenta con pileta, una cantina denominada Zorro Bar, un restaurante con gastronomía local bautizado Don Diego’s, spa con hidroterapia de agua caliente y una sala de reuniones o convenciones.

“Diego De La Vega nació en un libro gracias al lápiz de Johnston McCulley. En la vida real existió, era un rico hacendado con mucho dinero que vivía en California. No conozco la Posada del Sol y no estaba al tanto de su existencia. Imagino que la construyeron para fomentar el turismo y me parece bien, porque está bueno recordar al Zorro como alguien que sirvió de ejemplo para los chicos y las familias”
, afirmó el actor y esgrimista Fernando Lúpiz, en diálogo con Mensajero Plus.

El amor por Argentina
Al Zorro no lo pudieron capturar ni el Capitán Monasterio ni el Sargento García, pero sí lo hizo nuestro país y por eso decidió radicarse en Buenos Aires. Luego de varias giras nacionales, Guy Williams quedó impactado con distintos atractivos turísticos como las montañas de Los Valles Calchaquíes, La Garganta del Diablo, El Anfiteatro, Los Médanos, Los Castillos, La Quebrada de las Flechas y El Valle Encantado, entre otros.

El actor estadounidense era un gran catador de vinos, un entusiasta del ajedrez, un apasionado por la esgrima y, sobre todo, un amante de los viajes. Le gustaba tomar café en La Biela, en el barrio de Recoleta, mientras leía The Buenos Aires Herald y también lo entusiasmaba caminar desde el hotel Alvear hasta su departamento ubicado en Ayacucho 1964, donde todos lo conocían. Finalmente partió de este mundo el 30 de abril de 1989, a los 65 años de edad, por un aneurisma cerebral.

El tiempo pasó, pero los recuerdos y el cariño por el Zorro siguen intactos. Lo importante no es que el enmascarado, de una forma u otra, se las rebusca y logra escapar sin ser descubierto. Lo lindo es que pase lo que pase, el bien siempre triunfa. No hay sobresaltos: los villanos son muy malos y generan antipatía, mientras que el protagonista es muy bueno y todos lo quieren. Por guión, por actores o por un héroe que no tiene superpoderes, El Zorro sigue teniendo miles de seguidores. Quizás la explicación de su éxito se deba a que muchos quisieran tener una máscara y una espada que les permita derrotar, aunque sea por un rato, a todos esos villanos que son injustos con las buenas personas y que además son cómplices de la corrupción.

Una amistad unida por la esgrima
Fernando Lúpiz nunca imaginó que iba a convertirse en el Zorro argentino. Cuando tenía 19 años lo llamaron para ser el parteneire de Guy Williams y se hicieron inseparables. La amistad que los unía era tan fuerte que don Diego de la Vega le dejó varios de sus tesoros.

“Guy tuvo muchísima influencia en mi carrera. Fue un hombre maravilloso, con una sensibilidad muy especial. Era muy cauto y educado. Me hizo entrar por una puerta muy grande y siempre le estaré agradecido. Tengo su máscara, su espada, sus camisas, sus pantalones y hasta los estribos originales de su caballo Tornado”, afirmó el actor, en una entrevista con este medio.

Antes de la pandemia, Lúpiz estaba haciendo El Zorro entre nosotros, una serie de charlas gratuitas para todo el público. “Es una manera de rendirle homenaje, ya que siempre recuerdo sus enseñanzas”, remarcó.

Al momento de rememorar los viajes que hizo junto a Guy Williams, el esgrimista recordó sus experiencias en distintas provincias de Argentina: “Recorrimos juntos varias veces el país. Hicimos 750 shows, fue algo único. A Guy le gustaba mucho la seguridad de Buenos Aires, la gente del interior, los paisajes del norte y los cielos del sur. Siempre resaltaba el estilo colonial de Salta”.“Fui su representante y su compañero. Nunca me voy a olvidar que hicimos juntos el espectáculo más grande de todos los tiempos en el Circo Real Madrid de Mar del Plata, con una asistencia que superó las 250.000 personas. Sin dudas, Guy fue como un padre para mí”, concluyó.
Ficha Técnica
Título original: Zorro
Creación: Johnston McCulley
Dirección: Norman Foster
Reparto: Guy Williams, Gene Sheldon, Henry Calvin, Don Diamond, George J. Lewis, Britt Lomond
Estreno: 10 de octubre de 1957
Sinopsis: En 1820, Los Ángeles todavía formaba parte de la California española. Un pueblo oprimido por sus gobernantes despertó la rebeldía de Diego De La Vega, un joven hacendado. Él sabía que mostrar sus grandes habilidades con la espada podía poner en riesgo a su padre. Finalmente, entendió que era necesario camuflarse, y por eso se autoproclamó como el Zorro, un héroe enmascarado que protagonizó miles de aventuras junto a su fiel compañero Bernardo, un sirviente mudo que había conocido en España.