viernes, 4, diciembre, 2020

Este archipiélago continúa siendo uno de los destinos internacionales preferidos por los turistas para sus viajes familiares de playa, gracias a su propuesta de calidad y servicio entre la suave arena y las cálidas aguas.

“It’s better in Bahamas”, o En Bahamas es mejor, como podría ser la traducción en castellano, es un viejo eslogan publicitario de la isla, que comenzó una fuerte campaña televisiva a nivel internacional en los ochenta y que continúa teniendo vigencia aun hoy, como marca e identidad. Y los turistas que viajan allí, confirman esa impresión. Incluso, hasta Cristóbal Colón agradeció a la providencia por haber llegado a su archipiélago.

Aventura, familia, diversión y romance. Cualquiera de las opciones buscadas por los viajeros pueden ser cubiertas en Bahamas. Y llevar a los chicos a conocer estas mágicas playas es una gran idea. El mejor momento para visitarlas es, generalmente, entre finales de diciembre y principios de mayo, cuando no llueve. La moneda oficial es el dólar de las Bahamas, pero la moneda estadounidense también es ampliamente aceptada.

Las Bahamas están situadas al sureste de Florida y si bien son más de 700 islas, sólo una mínima porción está habitada. Su nombre podría significar “aguas poco profundas” o baja mar, que al cabo de los años se modificó a Bahamas. Con más de 300 mil pobladores, desde que ganó su independencia del Reino Unido en 1973, este territorio prosperó explotando su capacidad turística, el principal impulso económico, por lo que los lugareños tienden a atender muy bien a los visitantes y son muy acogedores.

Sin dudas, los cruceristas que parten de Miami y Port Everglades (puerto ubicado a unos 50 kilómetros más al norte, en Fort Lauderdale), tienen a las Bahamas como destino favorito, con rutas que van desde un fin de semana -con salida a Nassau, su ciudad capital, los sábados a las cinco de la tarde y regreso a las siete de la mañana del lunes- hasta varios días. 

Cerdos nadadores y una ciudad perdida
En medio del paraíso, con multimillonarios y celebridades para los vecinos, se encuentra una isla poblada únicamente por cerdos nadadores, atractiva para toda la familia.

Durante décadas, este archipiélago de 365 islas permanecería en gran parte desconocido para el mundo. Apareciendo en revistas, videos, periódicos, comerciales, programas de televisión e innumerables selfies, los Swimming Pigs of Exuma, en las Bahamas, se han convertido en una sensación en las redes y han sido nombrados como una de las maravillas del universo.

Para salir de la rutina, otra linda manera de escaparse es la isla de Bimini, situada solamente a 80 km de las costas de Florida y bordeada por kilómetros de playas de agua cristalina, Bimini es la isla más cercana a los Estados Unidos. Famosa por ser el lugar de refugio de Ernest Hemingway, la historia de Bimini es muy interesante. Turistas de todo el mundo se acercan para conocer las complejidades de su historia y su famoso pasado, incluyendo la Bimini Road, que algunos creen que es la ruta que se cita en la leyenda de la Atlántida.

Y, hablando de la ciudad perdida, la familia tiene casi obligado un paseo por otro destino: Atlantis Paradise Island, un complejo que reúne algunos de los hoteles más lujosos como The Cove, The Royal y The Reef y muchísimas atracciones más como casinos, restaurantes o tiendas.
En sus 57 hectáreas alberga un espectacular parque de agua, Aquaventure, inspirado en un templo maya, con múltiples toboganes que disparan a sus visitantes a diversas cuevas y grutas. 

Una de las atracciones más fuertes es el llamado Salto de la Fe, una zambullida casi perpendicular que envía a los osados viajeros a través de un túnel acrílico transparente sumergido en una laguna llena de tiburones. 

Además podrán disfrutar de un paseo por un río de casi dos kilómetros con fuertes rápidos y olas, 20 áreas para nadar, un espectacular fuerte de juegos acuáticos infantiles y 11 refrescantes piscinas, todo dentro de un exuberante ambiente tropical.

Lo importante es que no es necesario estar alojados en alguno de los hoteles para disfrutar de muchas de sus atracciones. Quienes llegan en crucero podrán adquirir el Pase Diario y sentirse como en la Atlántida.

Los imprescindibles
Los más pequeños podrán soñar con ser piratas del Caribe en estas playas, recorriendo las viejas construcciones que recuerdan a los marineros británicos que tocaron tierra en esta isla. Quien busque arenas rosadas puede ir a Eleuthera y a la isla Harbour. Desde los interminables campos de ananá, hasta las playas de arena blanca y rosa, las calas aisladas y los kilómetros de costa, estos lugares definen a las Bahamas. Gran parte de la arquitectura y el estilo de vida fueron influenciados por los británicos que se establecieron aquí en el siglo XVIII. Este estilo fue adoptado por las otras islas de las Bahamas, haciendo de Eleuthera y Harbour Island el lugar de nacimiento de todo el país. Además, las islas siguen encantando a los visitantes con un toque tropical, ya que Harbour Island es conocida como una de las mejores islas del Caribe con su arena de color rosa intenso. 

A bucear se ha dicho en Andros Reef. La barrera de arrecifes de Andros, es la tercera barrera de arrecifes más grande del mundo (el tercer organismo vivo más grande del planeta). El bosque submarino del arrecife es el hogar de una gran variedad de vida marina exótica, que incluye más de 160 especies de peces y corales, que proporcionan un caleidoscopio agradable para buceadores y los que hacen snorquel. 

Hope Town es un pueblo pintoresco en la hermosa isla de Elbow Cay, uno de los muchos cayos pequeños en la barrera en forma de boomerang al continente de Abaco en las Bahamas. Es el hogar de gente maravillosa, excelente comida, hermosas playas, impresionantes puestas de sol, y se encuentra muy cerca de la clase mundial de vela, snorkeling, buceo y la pesca. Es un gran lugar para familias, parejas, grupos y viajeros que buscan algo diferente. A diferencia de muchos de los principales destinos turísticos principales, la isla de Elbow Cay está libre de cruceros, complejos colosales, vendedores ambulantes y playas con peajes. Hope Town es un destino de vacaciones único en su tipo.

Un poco de historia tampoco está mal. Por eso, no hay que quedarse solo con los hoteles de lujo y los shoppings con descuento. La Nassau colonial es el destino ideal para conocer los orígenes de estas islas y sus bellas edificaciones parecen traídas directamente del pasado para su contemplación en pleno siglo XXI.