sábado, 26, septiembre, 2020

Nada nos transporta más a las vacaciones junto al mar que comer algunas de las muchas delicias “by the beach” que ofrecen vendedores ambulantes y los bares de playa.

Lejos quedaron esas vacaciones en las playas de la Costa Atlántica argentina donde era tradicional llegar con heladeritas portátiles que cargaban sándwiches de milanesa, fiambres o tartas y bebidas frías. La falta de opciones gastronómicas en los balnearios agudizaba la inventiva de los mayores para que la jornada de juegos de los chicos con la arena y el mar se prolongara muchas horas. 

Poco a poco la oferta gastronómica se fue mejorando y hasta se generaron restaurantes de playa sofisticados y con una amplia propuesta, pero nada reemplaza al que podríamos denominar “fast food” playero que consiste en pequeñas delicias que los vendedores ambulantes llevan en sus canastos o carritos y que todavía ofrecen a viva voz. 

Según el lugar en el que estemos las propuestas podrán diferir en los ingredientes pero seguramente nadie quedará indiferente ante esas tentaciones.

Choclo asado 
Tanto en Argentina como en Uruguay y Brasil es un clásico del verano: mazorca de maíz tierno que se cocina sobre una parrilla y se sirve caliente con un poco de sal y manteca envuelta en su propia chala. ¡Un manjar!

Tapioca 
Esta comida de Brasil consiste en unos crepes de harina de mandioca que pueden servirse dulces o salados, dependiendo del relleno. Carne, verduras, queso, dulce de leche, coco y leche condensada, todo vale.

Papas fritas 
Una maravilla para saciar el hambre en cualquier lugar del mundo, bastones de papas fritas bien crocantes por fuera y tiernas por dentro. Un poco de sal y ¡a disfrutarlas!

Queijo na Brasa (queso a la brasa) 
Típico de Brasil esta delicia se ofrece a lo largo de toda la costa. Consiste en bastones de queso semiduro insertos en palillos para cocinarlos en pequeñas parrillitas portátiles y se sirven condimentados con orégano y miel. 

Agua de coco 
Inigualable para saciar la sed en las playas de cualquier país en donde el coco crezca a la orilla de las playas. Lo mejor es beberlo directamente del fruto abierto a puro machete delante del comprador.

Ostras 
Recién pescadas y abiertas delante del comensal sólo con un poco de limón y directo de su valva. No hay nada más sabroso y simple a la orilla del mar. 

Barquillos 
Un producto que prácticamente ha desaparecido es el barquillero y sus sabrosas obleas (las mismas de los cucuruchos de los helados) que se vendían en las playas argentinas con un sistema en el que la suerte podía entregar uno o tres barquillos por el mismo precio. 

Pao de Queijo o Chipá 
Son pancitos de queso realizados con harina de mandioca que se comen calientes y son muy populares en las provincias del Litoral argentino, Paraguay y en Brasil.

Rabas 
Un clásico plato en los puestitos de las playas argentinas son las rabas. Esas anillas de calamar empanadas y fritas que son casi un ritual a la hora del almuerzo. ¿con o sin limón?

La comida de playa debe ser fácil de comer con los manos, de rápida preparación y costos accesibles. ¡Nadie quiere perderse horas sentado en un restaurante alejado del mar y el sol!