martes, 29, septiembre, 2020

Una atracción emplazada en el corazón del Golden Gate Park que se caracteriza por la serenidad y la armonía, apartada del caos de la ciudad.

Este oasis es uno de los rincones más tranquilos y mejor conservados de la ciudad. El diseño y la vegetación generan gran calma a todos los que entran para escapar de la ruidosa vida urbana. También es el jardín público japonés más antiguo que se mantiene en forma continua fuera de Japón.

En 1894, California celebró una exposición internacional de pleno invierno. Fue en este sitio, originalmente solo un acre, que se construyó un jardín de estilo japonés. Después de la feria, Makoto Hagiwara, un arquitecto paisajista japonés, se encargó de mantener la propiedad como un jardín permanente. Se convirtió en la pasión de la vida de Hagiwara. Como cuidador oficial, amorosamente plantó y cuidó los árboles y las plantas, expandiendo esta obra maestra hasta que abarcó casi cinco acres. Algunos de los árboles en este jardín tienen más de cien años.

El jardín de té japonés está hecho de esculturas de roca, jardines "secos" o zen, estructuras arquitectónicas japonesas y cascadas. Sus espacios abiertos contrastan esquinas más cerradas de setos. Hay un diseño cuidadoso en todo momento, y las influencias culturales están en todas partes.