jueves, 1, octubre, 2020

La Torre Eiffel celebró los 130 años de su inauguración con dos jornadas festivas marcadas por juegos, representaciones en trajes de época y música, para marcar la tendencia de otras grandes conmemoraciones que saldrán durante el año.

La edificación francesa se inauguró el 31 de marzo de 1889. Ese día, Gustave Eiffel, su creador, subió 1.710 escaleras acompañado por los miembros del Ayuntamiento de París,  para finalmente desplegar en su extremo una gran bandera de Francia.

Con 324 metros de altura y un peso de 7.300 toneladas repartidas en 18.038 piezas, la Torre Eiffel fue el edificio más alto del mundo durante cuatro décadas, hasta que fue superada por el rascacielos Chrysler de Nueva York en 1929. Debido a la Exposición Universal de París, la construcción se prolongó durante dos años, dos meses y cinco días. Inicialmente, estaba previsto que se desmontara al cabo de 20 años. A pesar de las críticas, Eiffel trabajó para que sus aplicaciones científicas y técnicas garanticen que se mantendría en pie.

De esta manera, Gustave Eiffel le presentó el proyecto a varias ciudades antes que a París, por lo que se dice que la torre Eiffel podría haber estado en Barcelona para la Exposición Universal de 1888, a pesar que su altura no encajaba en la ciudad por una negativa del Ayuntamiento.

La gran estructura se concibió como un armazón desmontable y temporal, pensada para tener vigencia durante dos décadas. Sin embargo, en 1900, el Ejército añadió una antena de radio en su punto más alto, que le permitió salvarse de la destrucción.