viernes, 4, diciembre, 2020

No es lo más común pero cada temporada alguno de estos pinnípedos puede nacer sin pigmentación y se diferencia del resto que comúnmente lucen marrones oscuros, el hallazgo se pudo retratar en la colonia de reproducción que se ubica a 5 km de Puerto Pirámides, en Península Valdés.

La reducción o ausencia total del pigmento melánico en algunos mamíferos no es permanente, es decir que ballenas o lobos marinos pueden nacer albinos pero se van oscureciendo a medida que crecen, lo cual los ayuda a camuflarse y sobrevivir.

El cachorro, que ya mide unos 80 centímetros de largo y pesa 15 kilos que nació hace un mes aproximadamente, se diferencia claramente de sus congéneres más oscuros y llama la atención de los visitantes de la colonia continental de lobos marinos, una de las más grandes en su tipo en todo el mundo.
De los pinnípedos (mamíferos marinos con aletas y pies) los lobos marinos o leones marinos, son los únicos que tienen orejas. El aspecto de esta especie (Otaria flavescens) varía más que el de cualquier otra familia con la edad y con el sexo. Los machos adultos tienen el cuello muy largo cubierto de pelaje espeso y grueso con relación al resto del cuerpo.
 
Cachorros al agua
En estos días se ven muchos cachorros experimentando sus primeros chapuzones, juegan en la orilla del mar mientras sus madres salen a comer, de este modo se convierten en presa fácil de las orcas que suelen apareces cerca de las loberías.