jueves, 24, septiembre, 2020

Club Med, casi sinónimo de sol y playa para los argentinos, también tiene excelentes propuestas para aprovechar los mejores centros de esquí, con la misma calidad y servicios.

Diría que mi amor por el esquí no fue “a primera vista” ya que como muchos empecé probando en los centros de deportes invernales de la Argentina pero nunca me fanaticé, más bien lo hacía para acompañar al resto del grupo. Eso fue hace unos 10 años. 

Toda mi perspectiva cambió hará unos cinco años cuando me decidí a conocer uno de los resorts de Nieve de Club Med (donde trabajaba desde hacía un tiempo). Resultado: me enamoré de la experiencia y ya no pude parar. 

Desde entonces me gusta recomendarlo a los que sé que les gustan los deportes invernales porque todo está tan bien armado que los días se aprovechan completamente, y no se pierde tiempo en traslados, ni en los medios de elevación, ni en nada. El secreto está en la ubicación de los resorts en la base misma del centro de esquí que uno elija.  

¿Francia o Italia? Los dos
Mi primer contacto con un Resort de Nieve fue en Francia, en Grand Domaine donde está el Club Med Valmorel, con vistas hacia el Mont Blanc. Después conocí el Club Med Pragelato Vialattea, en los Alpes italianos y repetí en Francia, pero en otro resort, el Club Med Val Thorens Sensations en Les 3 Vallées. 

Los que hayan estado en un resort de Club Med en Brasil o el Caribe sabrán que el sistema es lo que denominamos “todo incluido”: comidas, bebidas, entretenimiento, clases de deportes (tenis, golf, circo, etc.) y el mismo esquema se repite en los resorts de nieve con un plus que no tiene ningún buen alojamiento en los centros de esquí argentinos: al momento de comprar un paquete absolutamente todo lo que implica practicar deportes en la nieve están incluidos. Eso significa que no sólo disfrutás de un hotel maravilloso, con comida espectacular sino que también te despreocupás por pagar los medios de elevación, las clases y hasta los lockers calefaccionados para secar las botas y la ropa. 

Y fieles al estilo de la cadena hay actividades para todos los integrantes del grupo familiar, así que los chicos y los grandes disfrutan por igual en entornos de gran belleza. Yo fui a cada uno de ellos en distintos contextos: en familia, con pareja y con amigos, y eso me dio la posibilidad de ver que es un producto que se puede adaptar según con quién estás viajando. Todos la pasan muy bien.

Pensando en todos
Un Resort de Nieve de Club Med está diseñado de manera que quien se aloja en cualquiera de ellos (son 23 contando los de Francia, Italia, Suiza, China y Japón) tengan todo armado de manera tal que puedan disfrutar mucho el esquí y todo lo demás que rodea al deporte. 

Y no importa si saben esquiar o no, lo interesante es que las clases están incluidas y se puede aprender desde cero o mejorar el nivel con el que uno llega. Yo recuerdo que la primera vez que fui si bien ya había esquiado lo había hecho esporádicamente y hasta había tomado clases, claro, pero cuando llegué al primer resort me anoté en el nivel principiante. Me terminé integrando a un maravilloso grupo de diez personas, con el cual nos divertimos, ya que aprendimos y evolucionamos todos juntos, al mismo tiempo y a la par. 

Algo importante para tener en cuenta, para quienes quieran incursionar en el deporte: las clases tienen distintos niveles y van desde principiante a medio y avanzado, como para no dejar a nadie afuera. Esto te permite progresar, pero a tu manera, a tu tiempo, clase tras clase, o temporada tras temporada, si es que tenés la posibilidad de repetir el viaje. Que nunca está demás. 

De igual manera, si se es un gran esquiador, está bueno salir con los instructores porque te llevan fuera de pista y van a otros sectores que necesitan de un conocimiento previo del terreno, que por la extensión tal vez puedan resultar confusos y te pueden desorientar, aunque, cabe aclarar, está todo muy bien señalizado.

En lo personal compartí mi estadía con grupos muy diversos en los que había esquiadores con más o menos experiencia, personas que sabían mucho y otras como yo, que querían y buscaban mejorar su nivel y al mismo tiempo disfrutar. Y todos la pasamos súper bien, cada uno hizo la suya y después nos encontrábamos para almorzar y compartir lo que vivimos. 

El gran diferencial 
Yo diría que la experiencia es muy recomendable, porque significa hacer un mix entre esquí, cultura y viajes a destinos no tan usuales para nosotros como los Alpes. Estando en un resort de montaña se puede practicar el deporte, hacer shopping en la ciudad, si lo que te interesa comprar, o ir a un museo, si tus inquietudes son otras.  

Otro dato que no es para nada menor, es la calidad de la nieve. Europa tiene centros de deportes invernales bastantes altos, lo que favorece a que la nieve sea muy buena. A esto hay que sumarle que todos ellos están preparados de tal manera que permiten esquiar desde diciembre a mayo, lo que te da una mayor amplitud al momento de elegir cuándo y cómo viajar. De esta forma, no es necesario irse durante pleno enero (temporada alta), se puede planificar un viaje en marzo, por ejemplo. 

Otra ventaja de Club Med pasa por sus productos, que son atractivos y variados en calidad y precio, Los hay caros de lujo y otros más sencillos y más económicos. Además, los precios son muy competitivos, por lo menos en comparación con Estados Unidos, esto hace que haya cada vez más sudamericanos, lo cual contribuye a la buena onda que se genera. Lo que para mí es importante porque yo con el esquí busco eso: conectarme con la diversión.