jueves, 1, octubre, 2020

El chef Takehiro Ohno, que desde hace años nos introduce al mundo de la gastronomía japonesa, es oriundo de Hokkaido, la isla más septentrional del Japón, y la que sufre los inviernos más crueles de las islas, con precipitaciones que superan largamente las de San Petersburgo en la vecina Rusia. A pesar de ello, los habitantes locales saben disfrutar de ese manto blanco que cubre sus ciudades y convocan millones de turistas para maravillarse ante las esculturas de nieve en Sapporo y Asahikawa. Pero el destino es mucho más completo y para contarlo en primera persona es que el organismo para el Comercio Exterior de Japón -JETRO- invitó a una presentación el pasado martes en el Hotel Hilton de Buenos Aires, donde se pudo ver, y degustar, de la mano de Ohno y el chef ejecutivo del hotel, con especialidades de la cocina de Hokkaido.

Datos para tener en cuenta

Sapporo, la capital de la isla, se encuentra a una hora y media en avión, pero puede ser una gran experiencia viajar en Shinkanzen (tren de alta velocidad) que conecta la capital Tokyo con Hakodate (al sur de la isla) en tres horas, más otras tres horas en tren rápido hasta Sapporo. Quienes lo elijan viajará, no solamente en el tren bala más rápido del Japon, sino también atravesarán el segundo túnel ferroviario más largo del mundo después del de San Gotardo. Mide 53 kilómetros con una porción de 23,3 km bajo el lecho marino.

La temperatura en pleno invierno puede llegar a los 13 grados bajo Cero, con un promedio en enero de 1,2 grados de máxima y -4,6 C de mínima, el mes más frío de todos.  

Pero es cuando los escenarios están propicios para esquiar con una excelente nieve en polvo, y disfrutar del Festival de la Nieve en Sapporo.

 

Festival bajo cero

El Snow Festival de Sapporo (Yuki Matsuri) es un evento que convoca a millones de turistas (sí millones, recuerden que Japón tiene ¡más de 200 millones de habitantes!) quienes asisten en el mes de febrero a ver las gigantescas esculturas en nieve que se levantan en el Parque Odori, un inmenso espacio de 1,5 kilómetros de largo y 65 metros de ancho que atraviesa el centro de la ciudad. El Festival suele reunir unas 400 esculturas de nieve y hielo. Algunas de éstas son tan inmensas que sirven de escenario para conciertos y eventos diversos.

Hay que tener en cuenta el extremo frío de Hokkaido en invierno. Si van a visitar el festival tendrá que abrigarse muy bien y para pasear por las calles con nevadas, recomendamos llevar botas o zapatillas con suelas antideslizantes.

 

Los sabores de Hokkaido

Luego de las presentaciones del destino llegó el turno de que Takehiro Ohno pueda demostrar con los hechos cómo es la cocina del destino. Además del clásico sushi que puede comerse en todo Japón, la abundancia de corderos (llevados desde Mongolia hacia fines del 1800) ha dado nacimiento a una de las comidas más populares: el Gengis Khan. Un salteado de carne de cordero marinada (durante todo un día) que se acompaña con vegetales y que se realiza sobre una plancha de acero caliente.  

También los lácteos son famosos por su gran calidad, y uno de sus platos es el helado, que se consume durante todo el año.

Ha ganado fama internacional la cerveza Sapporo, que al igual que el Sake (vino de arroz) acompañan perfectamente todos los platos locales.

El chef contó con el apoyo y colaboración desinteresada del Chef Ejecutivo del Hilton Buenos Aires, Pablo Barbero.

Más información sobre Japón puede encontrarse en www.jetro.go.jp/en/