martes, 22, septiembre, 2020

La localidad de Cangas de Narcea, en Asturias, se ha convertido en el primer destino turístico español sin gluten. Este pueblo de 11.000 habitantes tiene una tasa de celíacos del 3%, lo que triplica la media nacional. Ante lo que parecía un problema han decidido convertirlo en todo un reclamo turístico.

La idea surgió con la celebración de dos jornadas consecutivas en 2016 y 2017 sobre la celiaquía que tuvieron gran repercusión en las redes sociales donde se empezó a hablar de Cangas como “el paraíso del celíaco”. El ayuntamiento inició entonces un proyecto Red Cangas sin Gluten para potenciarlo y seguir divulgando sobre la enfermedad.

A él ya se han unido 14 alojamientos, un obrador, una fábrica de embutidos, 9 comercios y 14 restaurantes. Y parece que ha dado unos resultados excelentes ya que el pueblo consiguió en 2018 aumentar la llegada de visitantes un 42% con respecto al año anterior.