domingo, 27, septiembre, 2020

Agatha Christie es la novelista del misterio más famosa de todos los tiempos. Y encima, tiene un récord: en sus 66 obras de misterio (y varias novelas rosas) se vendieron 2.000 millones de ejemplares. Solamente La Biblia y las obras de William Shakespeare son más populares en la lengua inglesa.

Casada vez con el arqueólogo Max Mallowan, sus viajes por Mesopotamia y Egipto sirvieron como fuente de inspiración para crear los escenarios de sus novelas, con las investigaciones del detective Hércules Poirot, mientras que las calles y parques de Londres son las ubicaciones de algunos de los casos de Miss Marple, la señora que era capaz de descrifrar los crímenes que Scotland Yard no podía ni acertar.

Este es un recorrido por algunos sitios del mundo que se descubren en sus novelas, así como de calles y puntos turísticos clave en la vida de la famosa escritora británica.

  • Isla de Burgh – Inglaterra

Cuando baja la marea, la pequeña isla de Burgh se convierte en una península cerca de la ciudad de Bigbury-on-Sea, en la costa de Devon, al suroeste de Inglaterra. En el lugar no hay más que un par de casas y un elegante hotel art-decó. El sitio podria haber sido anónimo, pero gracias a Agatha Christie se pudo crear la Isla de Negro, donde diez personas fueron involucradas en crímenes de sus pasados en “Diez Negritos”, su novela más vendida. El lugar tiene una belleza imponente que vale la pena descubrir, con una agradable melancolía en los días ventosos del otoño.

  • Londres (Inglaterra)

Agatha Christie provenía de una familia de clase alta, y su vida personal y social giró en torno a los elegantes barrios de Chelsea y Kensington. Por ejemplo, en una casa ubicada cerca de Holland Park y el Palacio de Kensington la escritora ideó otra de sus novelas más famosas: “Crimen en el Expreso de Oriente.” También se animó a las obras teatrales, pero antes de escribirlas solía recorrer el distrito de los teatros. El Memorial de Agatha Christie, cerca de Convent Garden, le rinde homenaje por su gigantesco éxito literario. El Hotel Brown, el más antiguo de Londres, es la fuente de inspiración del Hotel Bertram, donde se desarrolla una de las investigaciones de Miss Marple.
 

  • Tenerife (Islas Canarias)

La vida de Agatha Christie tuvo un episodio oscuro: en una crisis matrimonial, desapareció durante once días, y reapareció con un cuadro de amnesia. Para escapar de la tormenta emocional y mediática viajó con su hija Rosalind a Tenerife en 1927, y quedó totalmente maravillada. Se alojó en el Hotel Taoro, y en el Puerto de la Cruz se inspiró para escribir “El tren azul” y “El enigmático Mr Quinn”.

  • Aswan (Egipto)

Mientras su marido Max Mallowan estaba excavando en la arena en búsqueda de restos arqueológicos, Agatha Christie recorrió el Nilo en un crucero que iba desde Luxor hasta Aswan. Muchos sectores del barco son iguales a la película de 1987, con Peter Ustinov como protagonista. En el hotel Old Catarat de Asuán, actualmente de Sofitel, se encuentra la suite Agatha Christie, sin duda el dormitorio más bonito de este establecimiento de estilo colonial inglés.

  • Estambul (Turquía)

La antigua capital de Turquía es la estación final del Expreso de Oriente, y parada obligada de los viajes entre Londres y Bagdad, que tanto Agatha Christie como sus personajes realizaron en varias oportunidades. En esa novela, Hércules Poirot se aloja en el hotel Tokatliyan, donde también estuvo la novelista en 1928. Tras años de abandono y decadencia fue restaurado y rebautizado como Pera Palace, al lado del hermoso pasaje de las flores Çiçek Pasaji. La habitación 411 solía ser utilizada por Agatha Christie, y tiene a modo de homenaje una máquina de escribir idéntica a la que usaba. Los escenarios de Estambul pasan un poco de largo en sus novelas. La escritora no tenía mucha simpatía por la hermosa Basílica de Santa Sofía (ahora mezquita), y forzó a Poirot que se pierda una visita para viajar a Alepo.