domingo, 27, septiembre, 2020

Uno de los países con más producción de café en América Latina y a nivel mundial es Brasil. Hay que remontarse a su historia y tradición para ver que Minas Gerais es uno de los estados que más toneladas de granos de café cosecha, ya que ahí se produce más de la mitad del total, y donde es posible conocer todo el proceso de producción de granos independientemente de visitar las fincas cafeteras.

Otro dato importante para tener en cuenta es el tour de café para los viajeros que visitan Carmo de Minas, un pequeño municipio de casi 14.000 habitantes, donde se encuentran las famosas haciendas familiares. A pocos minutos de distancia, se encuentra la localidad de San Lorenzo, otra localidad con pocos habitantes (menos de 43.000), pero muy conocida por la Finca Sertao, en la que se produce el Unique Café, uno de los mejores de Brasil.

En el estado de Ceará también se pueden encontrar rutas cafeteras, que sirven para aprender distintos métodos de recolección, el tostado y la molida del grano. Un plus de estos trayectos brasileños es que no solo se visita, sino que también se colabora con el turismo responsable con tal de generar nuevos ingresos económicos a otras zonas que no tienen los recursos de San Pablo o Río de Janeiro. “Es un destino en el que también se puede descubrir todo el proceso cafetero y disfrutar de una buena taza con el producto final”, afirmó Nicole Moscovich, de Turismocity.


Otro destino cafetero indiscutible es Colombia, considerado como uno de los países más reconocidos por la excelencia de sus granos. Incluso, está catalogado como el mejor en calidad a nivel mundial. El Eje Cafetero es la zona más conocida de siembras, que funciona a través de tres departamentos como Caldas, Quindío y Risaralda. Hay varias opciones de tours por esta zona para poder concentrarse e en la cultura cafetera colombiana, como en la Hacienda Venecia o el Tour de Cultura Cafetera, donde se puede conocer y hacer degustaciones.

Además de Brasil y Colombia, en América Latina hay otros países en donde se pueden encontrar muy buen café, como Bolivia, Ecuador y Venezuela, junto con Costa Rica, Guatemala y México en América Central. Estas zonas tienen terrenos muy buenos para el cultivo del café, ya que requieren de suelos y climas tropicales con alta vegetación.

Aprovechar para probar alguno de los mejores cafés del mundo es posible, y si encima se puede agregar la sensación de sentir el clima renovador de la selva, mejor. Con la planificación adecuada, en cada destino se puede descubrir una amplia gama de sabores de un buen café y, de paso, se puede realizar el viaje más relajante y divertido de todos.