sábado, 26, septiembre, 2020

El sueño de conocer las profundidades del mar sin saber bucear y sin equipos extraños es posible en la isla de Aruba. Se trata del Sea Trek o Snuba, un trekking que se realiza bajo el mar con la ayuda de un casco especial que se apoya a la altura de los hombros y tiene un gran frente vidriado que recibe aire mediante una manguera que permite respirar como si se estuviera en la superficie y disfrutar del ambiente submarino con total libertad. 
Se parece un poco en su concepto a las viejas escafandras de los buzos aunque mucho más modernas, livianas y confortables, y no se precisa más traje que el de baño común y corriente o se puede alquilar un traje de neoprene para sentirse más a gusto.  Luego de las explicaciones sobre el funcionamiento del casco y de qué manera se desarrolla la excursión, los participantes bajan al mar (a escasa profundidad claro!) y se desplazan por un sendero entablado y con barandas por las que pueden agarrarse mientras se ven rodeados de peces de colores, tortugas marinas en un entorno de corales y arenas de increíble blancura.  A lo largo de la hora que dura la experiencia los submarinistas pueden descubrir un vehículo hundido que forma parte de la escenografía (un viejo Jeep) en el que pueden sentarse y tomarse fotografías. 

¿Quiénes pueden participar?
Mientras no tengan serios problemas de salud los mayores de 8 años pueden disfrutar de la experiencia de hacer trekking submarino. Las embarazadas, quienes hayan pasado por una cirugía recientemente o tengan alta presión, sufran asma o epilepsia deberán presentar un certificado médico. 
Por seguridad no se permiten las cámaras de fotos de los excursionistas pero un equipo de profesionales estarán filmando y sacando fotos de la aventura submarina, las que le serán entregadas al finalizar el paseo. 
El costo es de unos 50 dólares para los adultos y 37 para los niños y dura una hora aproximadamente.